Conéctate con nosotros

Personalidad

Comprendiendo los mecanismos de defensa: Cómo nuestro cuerpo nos protege en situaciones difíciles

Publicado

el

Mecanismos defensa

¿Qué son los mecanismos de defensa? Descubre todo lo que necesitas saber en este artículo

Los trastornos alimentarios son un problema muy común en nuestra sociedad. Según los datos recogidos por la Asociación Americana de Psiquiatría, alrededor del 30% de la población padece algún tipo de trastorno alimentario en algún momento de su vida. La bulimia nerviosa, la anorexia nerviosa y el trastorno por atracón son algunos ejemplos de este tipo de patologías. Uno de los aspectos que caracteriza a los trastornos alimentarios es la presencia de mecanismos de defensa. Pero, ¿qué son exactamente los mecanismos de defensa en trastornos alimentarios? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Primeramente, es importante entender qué son los mecanismos de defensa en términos generales. Los mecanismos de defensa son respuestas psicológicas inconscientes que ayudan a las personas a protegerse de situaciones que les resultan amenazantes o estresantes. Estos mecanismos pueden ser adaptativos o no adaptativos. En el primer caso, suponen una respuesta saludable que ayuda a la persona a sobrellevar la situación. En el segundo caso, pueden convertirse en un problema si se utilizan de forma excesiva o si no se emplean de manera eficaz.

En el contexto de los trastornos alimentarios, los mecanismos de defensa pueden aparecer como una forma de protección frente al malestar emocional que estos trastornos generan. Por tanto, estos mecanismos pueden estar relacionados con la aparición del trastorno, con su mantenimiento o con su agravamiento.

Uno de los mecanismos de defensa más comunes en trastornos alimentarios es la negación. La persona afectada puede negarse a reconocer que tiene un problema o minimizar la importancia del mismo. Este comportamiento puede ser una forma de autoengaño que le permite no enfrentarse a la realidad y seguir manteniendo su conducta alimentaria. Además, la negación puede ser una forma de protegerse frente al dolor emocional que conlleva reconocer que se tiene un problema.

Otro mecanismo de defensa que se da con frecuencia en los trastornos alimentarios es la proyección. Este mecanismo consiste en atribuir a otras personas los propios pensamientos o sentimientos. Por ejemplo, la persona puede acusar a su entorno de presionarla para que coma más de lo que quiere cuando en realidad es ella misma quien tiene ese deseo. La proyección puede ser una forma de eludir la responsabilidad o la culpa por la conducta alimentaria inadecuada.

La racionalización es otro mecanismo de defensa frecuente en trastornos alimentarios. Consiste en justificar las acciones o decisiones de la persona con argumentos lógicos que parecen aceptables pero que en realidad ocultan las verdaderas razones. Por ejemplo, la persona puede decir que no come ciertos alimentos porque no le gustan, cuando en realidad lo hace por su preocupación excesiva por la imagen corporal. La racionalización puede ser una forma de proteger la autoestima de la persona y mantener su autorrespeto.

El aislamiento social es otro mecanismo de defensa que puede observarse en los trastornos alimentarios. La persona puede evitar situaciones sociales que impliquen la ingesta de alimentos, como cenas o comidas con amigos o familiares. El aislamiento social puede ser una forma de protegerse frente al miedo a no poder controlar la comida o a sentirse juzgada por su conducta alimentaria.

En resumen, los mecanismos de defensa son una respuesta psicológica inconsciente que se da en muchas ocasiones en trastornos alimentarios. Estos mecanismos pueden estar relacionados con la aparición, el mantenimiento o el agravamiento del problema. La negación, la proyección, la racionalización y el aislamiento social son algunos ejemplos de estos mecanismos de defensa. Es importante tener en cuenta que, si bien estos mecanismos pueden ser útiles en algunas situaciones, su uso excesivo o ineficaz puede generar más problemas y dificultar la recuperación del trastorno alimentario.

¿Cuál es la función de los mecanismos de defensa y para qué se utilizan? Escribe solamente en español.

Los mecanismos de defensa son estrategias psicológicas que utiliza nuestro cerebro para protegernos del dolor emocional y el estrés. En el contexto de los trastornos alimentarios, estos mecanismos pueden ser utilizados para evitar enfrentar los problemas subyacentes y mantener el comportamiento alimentario disfuncional.

Un ejemplo de mecanismo de defensa en trastornos alimentarios es la negación, que puede llevar a una persona a minimizar o justificar su conducta alimentaria poco saludable o a negar por completo que tiene un problema. Esto puede llevar a una falta de conciencia sobre la gravedad de la situación y retrasar la búsqueda de ayuda profesional.

Otro ejemplo común es la racionalización, donde la persona encuentra excusas o razones para justificar su comportamiento alimentario poco saludable, como decir que necesita perder peso para ser más saludable, aunque ya está en un peso saludable.

Es importante tener en cuenta que, aunque estos mecanismos pueden proporcionar cierto alivio temporal, en última instancia, no abordan los problemas subyacentes y pueden empeorar el trastorno alimentario a largo plazo. Por lo tanto, es fundamental recibir tratamiento profesional para abordar adecuadamente estos problemas.

¿Cuáles son los mecanismos de defensa y cuáles son algunos ejemplos de ellos?

Los mecanismos de defensa son herramientas psicológicas que utiliza el individuo para protegerse de experiencias o pensamientos dolorosos, angustiantes o amenazantes. Son estrategias inconscientes que pueden ser útiles en determinadas situaciones, pero si se utilizan en exceso o no se reconocen y trabajan, pueden convertirse en obstáculos para la salud mental y emocional.

En el contexto de los trastornos alimentarios, algunos ejemplos de mecanismos de defensa son:

Negación: el individuo se niega a aceptar que tiene un problema alimentario, minimiza su gravedad o se convence a sí mismo de que puede controlarlo sin ayuda.
Proyección: el individuo atribuye sus problemas alimentarios a factores externos (como la presión social por tener un cuerpo perfecto) en lugar de reconocer que son resultado de su propia conducta y actitud hacia la comida.
Racionalización: el individuo encuentra justificaciones lógicas y razonables para su comportamiento hacia la comida, aunque en realidad esté dañándose a sí mismo. Por ejemplo, puede decir que necesita perder peso por motivos de salud, aunque en realidad esté obsesionado con su imagen corporal.
Desplazamiento: el individuo redirige su ansiedad o frustración hacia aspectos no relacionados con su trastorno alimentario, como el trabajo o las relaciones personales.
Regresión: el individuo adopta comportamientos infantiles o inmaduros como forma de lidiar con el estrés y la ansiedad relacionados con su trastorno alimentario. Por ejemplo, puede negarse a comer ciertos alimentos porque no le gustan, como si fuera un niño pequeño.

Es importante recordar que estos mecanismos de defensa son inconscientes y pueden ser difíciles de reconocer por sí mismo. Si sospechas que estás utilizando alguno de ellos para lidiar con un trastorno alimentario, es importante buscar ayuda profesional para identificarlos y trabajar en superarlos.

¿Cuáles son los tipos de mecanismos de defensa?

Los mecanismos de defensa son estrategias psicológicas que se utilizan para protegerse de la ansiedad y el estrés que provienen de situaciones difíciles o conflictivas. En el contexto de los trastornos alimentarios, los mecanismos de defensa pueden ser utilizados para justificar conductas alimentarias disfuncionales e incluso perpetuar el trastorno. Algunos de los mecanismos de defensa más comunes en este contexto son:

Negación: consiste en negar la existencia o gravedad del trastorno alimentario. Por ejemplo, una persona con anorexia puede negar tener un peso demasiado bajo o que sus hábitos alimentarios son excesivamente restrictivos.

Racionalización: se utiliza para justificar los comportamientos alimentarios disfuncionales. Por ejemplo, una persona con bulimia puede racionalizar sus atracones de comida diciendo que necesita «alimentar» su cuerpo después de horas sin comer.

Proyección: implica atribuir los propios sentimientos o comportamientos a otros. Por ejemplo, una persona con trastorno por atracón puede proyectar su propia vergüenza o culpa en las personas que le rodean, creyendo que ellos también la juzgan por su conducta.

Desplazamiento: se utiliza para desviar la atención de un problema central hacia otro menos amenazante. Por ejemplo, una persona con anorexia puede preocuparse obsesivamente por el ejercicio físico para evitar enfrentar sus problemas emocionales subyacentes.

Es importante tener en cuenta que los mecanismos de defensa son normales y naturales en cierta medida, pero cuando se utilizan de manera exagerada o inapropiada, pueden interferir en la recuperación de una persona con trastorno alimentario. Por esta razón, los tratamientos para estos trastornos suelen incluir terapia psicológica para ayudar a las personas a identificar y superar sus mecanismos de defensa disfuncionales.

¿Cuáles son las 12 defensas psicológicas? Escribiré solo en español.

Las 12 defensas psicológicas son una serie de mecanismos que se activan en nuestra mente para protegernos del dolor emocional o del conflicto interno, pero que a la vez pueden contribuir al desarrollo y mantenimiento de los trastornos alimentarios.

Algunas de estas defensas psicológicas incluyen la negación, donde se niegan los problemas relacionados con la alimentación y el peso; el proyección, donde se atribuyen los problemas a los demás o a factores externos; la racionalización, donde se buscan justificaciones lógicas para el comportamiento alimentario; el perfeccionismo, donde se establecen estándares irrealistas y exigentes para el cuerpo y la dieta; y la regresión, donde se vuelven a patrones alimentarios infantiles y poco saludables.

Estas defensas psicológicas son una forma de evadir el dolor emocional y los conflictos internos, pero impiden el reconocimiento y tratamiento de la verdadera causa subyacente del trastorno alimentario. Es importante identificar estas defensas y trabajar con un profesional capacitado para superarlas y manejar adecuadamente los desencadenantes emocionales de los trastornos alimentarios.

Seguir leyendo

Personalidad

Consejos prácticos para tratar a alguien con personalidad obsesiva

Publicado

el

Por

Trastornos alimentarios

Trastornos alimentarios: Cómo tratar a una persona con personalidad obsesiva

¿Conoces a alguien que tenga una personalidad obsesiva en cuanto a su alimentación? ¿Te gustaría saber cómo ayudarles y tratarlos de la mejor manera posible? Si eres una persona que tiene un ser querido con trastornos alimentarios, entonces este artículo es para ti. Aquí te proporcionaremos información valiosa sobre cómo tratar a una persona con personalidad obsesiva en cuanto a su alimentación.

Aunque es importante destacar que los trastornos alimentarios son un tema delicado y complejo, no hay una solución sencilla para ellos. Es por eso que es vital tener la información necesaria para tratar adecuadamente a una persona con personalidad obsesiva en cuanto a su alimentación. La intención de este artículo es proporcionarte dicha información, para que puedas ayudar a esa persona amada a superar sus trastornos alimentarios.

Comprendiendo el trastorno alimentario

Es fundamental entender que los trastornos alimentarios no son sólo una cuestión de «no querer comer». Son enfermedades mentales graves que requieren tratamiento por parte de profesionales de la salud mental. Los trastornos alimentarios pueden incluir anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y trastorno por atracón.

Una persona con personalidad obsesiva en cuanto a su alimentación puede tener una relación poco saludable con los alimentos. Pueden estar obsesionados con contar calorías, evitar ciertos grupos de alimentos o incluso dejar de comer completamente. A menudo, estas personas tienen una imagen distorsionada de su propio cuerpo y pueden sentirse avergonzadas o culpables si no siguen su régimen alimentario.

Cómo ayudar a una persona con trastornos alimentarios

Si tienes un ser querido que está luchando contra un trastorno alimentario, es importante que sepas cómo ayudarlo de manera efectiva. Aquí te brindamos algunos consejos sobre cómo tratar a una persona con personalidad obsesiva en cuanto a su alimentación:

1. Sé comprensivo y empático

La empatía es la clave para ayudar a alguien con un trastorno alimentario. Asegúrate de escuchar lo que tu ser querido tiene que decir sin juzgarlo ni criticarlo. Hazle saber que estás ahí para apoyarlo y que no lo estás dejando solo.

2. Busca ayuda profesional

Los trastornos alimentarios son enfermedades graves y requieren atención médica y terapéutica. Anima a tu ser querido a buscar tratamiento con un profesional de la salud mental especializado en trastornos alimentarios. Tú puedes ayudarlo a encontrar un especialista confiable y hacer una cita inicial.

3. No fuerces la comida

No obligues a tu ser querido a comer más de lo que le gusta o a comer ciertos alimentos. La imposición puede resultar contraproducente. En su lugar, anímalo a probar diferentes alimentos y a comer con moderación.

4. No hables del peso o la apariencia física

Por más que quieras animarlo a que cambie su aspecto físico, hablar del peso o de la apariencia nunca es la solución. Estos temas pueden agravar los problemas de autoimagen de la persona y aumentar su ansiedad.

5. Anima al ejercicio físico moderado

El ejercicio moderado puede ser beneficioso para la salud en general y también puede ayudar a mejorar el estado de ánimo. Alienta a tu ser querido a hacer ejercicio físico moderado con regularidad, siempre y cuando lo haga sin exagerar.

En resumen, si tienes un ser querido que está luchando contra un trastorno alimentario, debes comprender que esta enfermedad no se cura simplemente con fuerza de voluntad. Se necesita tratamiento médico y terapéutico profesional y, sobre todo, empatía, paciencia y comprensión por parte del entorno cercano. Siempre es importante recordar que no hay una solución rápida para los trastornos alimentarios, pero con amor, apoyo y tratamiento adecuado, el camino hacia la recuperación es posible.

Seguir leyendo

Personalidad

Síntomas del trastorno histriónico de la personalidad: ¿Cómo identificarlos?

Publicado

el

Por

Trastorno histrionico

Trastorno Histriónico de la Personalidad: Síntomas

El trastorno histriónico de la personalidad es un trastorno que se caracteriza por un patrón de comportamiento y pensamiento exagerado, dramático e inapropiado para la situación en la que se encuentra la persona. Este trastorno afecta principalmente a las mujeres y se presenta en aproximadamente el 2% de la población. Si buscas información sobre los síntomas del trastorno histriónico de la personalidad, has llegado al lugar indicado. A continuación detallaremos los principales síntomas que presentan las personas que padecen este trastorno.

Síntomas del Trastorno Histriónico de la Personalidad

1. Comportamiento exagerado: Las personas con trastorno histriónico de la personalidad tienden a exagerar sus emociones y expresiones faciales. Sus reacciones a situaciones cotidianas pueden parecer teatrales o melodramáticas.

2. Necesidad de atención: Las personas con trastorno histriónico de la personalidad tienen una gran necesidad de atención y aprobación de los demás. Pueden hacer cualquier cosa para ser el centro de atención.

3. Seducción: Las personas con trastorno histriónico de la personalidad suelen utilizar la seducción para conseguir lo que quieren. Pueden manipular a los demás para lograr sus objetivos.

4. Cambios de humor bruscos: Las personas con trastorno histriónico de la personalidad pueden pasar rápidamente de una emoción a otra, sin motivo aparente.

5. Hipersensibilidad: Las personas con trastorno histriónico de la personalidad son extremadamente sensibles a la crítica y a la desaprobación de los demás.

6. Dificultad para mantener relaciones: Las personas con trastorno histriónico de la personalidad suelen tener relaciones superficiales y de corta duración debido a su necesidad constante de atención.

7. Autoestima baja: Las personas con trastorno histriónico de la personalidad tienen una baja autoestima y necesitan que los demás les refuercen constantemente su valía.

Tratamiento del Trastorno Histriónico de la Personalidad

El tratamiento del trastorno histriónico de la personalidad puede incluir terapia psicológica y medicación. La terapia cognitivo-conductual puede ayudar a las personas con este trastorno a aprender habilidades para manejar sus emociones y mejorar su autoestima. La medicación, como los antidepresivos o los ansiolíticos, puede ser útil para tratar los síntomas asociados al trastorno.

Conclusión

El trastorno histriónico de la personalidad puede ser difícil de manejar para quienes lo padecen. Es importante buscar ayuda profesional si se presentan síntomas de este trastorno. Si conoces a alguien que pueda estar sufriendo de trastorno histriónico de la personalidad, es importante brindarle apoyo y animarlo a buscar tratamiento. Recuerda que cuanto antes se detecte y trate el trastorno, mayores serán las probabilidades de una recuperación exitosa.

¿Cuáles son las formas de ayudar a una persona que tiene trastorno histriónico de la personalidad?

El trastorno histriónico de la personalidad se caracteriza por un comportamiento exagerado y emocionalmente inestable, así como una búsqueda constante de atención y aprobación. En el contexto de los trastornos alimentarios, esto puede manifestarse en comportamientos extremos en torno a la alimentación y el peso.

La mejor forma de ayudar a una persona con este trastorno es a través de la terapia. La terapia cognitivo-conductual puede ser especialmente efectiva, ya que se enfoca en identificar y cambiar los patrones negativos de pensamiento y comportamiento que caracterizan al trastorno. También puede ser útil involucrar a amigos y familiares cercanos en el proceso de tratamiento, para que puedan proporcionar apoyo y refuerzo positivo.

Es importante recordar que ayudar a alguien con un trastorno alimentario puede ser desafiante y requiere mucha paciencia y comprensión. Evite hacer comentarios críticos o negativos sobre la apariencia física o la comida, y en su lugar, enfóquese en escuchar y brindar apoyo emocional. Finalmente, tenga en cuenta que la recuperación de un trastorno alimentario puede ser un proceso largo y difícil, pero el tratamiento temprano y adecuado puede marcar una gran diferencia en la vida de una persona que sufre.

¿Cuáles son los síntomas que evidencian un trastorno de personalidad en una persona?

Los trastornos de personalidad son patologías que afectan a la forma en que una persona piensa, siente y se comporta. En el contexto de los trastornos alimentarios, es común que existan ciertos síntomas que indiquen la presencia de un trastorno de personalidad. Algunos de ellos son:

Inseguridad: las personas con trastornos de personalidad pueden tener una gran inseguridad sobre su físico y su imagen corporal, lo que puede llevar a la aparición de trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia.

Impulsividad: los trastornos de personalidad pueden hacer que una persona sea muy impulsiva, lo que puede llevar a conductas alimentarias extremas como atracones de comida o purgas.

Baja autoestima: la baja autoestima es un síntoma común de los trastornos de personalidad, lo que puede hacer que una persona tenga una imagen negativa de sí misma y busque la perfección a través de su alimentación.

Ansiedad: las personas con trastornos de personalidad pueden experimentar ansiedad extrema, lo que puede llevar a un control riguroso de la alimentación y a evitar ciertos tipos de alimentos.

Estos son solo algunos de los síntomas que pueden indicar la presencia de un trastorno de personalidad en el contexto de los trastornos alimentarios. Es importante buscar ayuda profesional si se sospecha de algún trastorno de este tipo.

¿Cuáles son los tipos de trastorno histriónico de la personalidad?

El trastorno histriónico de la personalidad es un trastorno de la personalidad caracterizado por una necesidad constante de atención y validación por parte de los demás. En el contexto de los trastornos alimentarios, esto puede manifestarse en comportamientos dramáticos y exagerados relacionados con la comida y el peso.

Existen diferentes tipos de trastorno histriónico, incluyendo el tipo teatral, el tipo seductor y el tipo encantador. El tipo teatral se caracteriza por un comportamiento exageradamente dramático e histriónico, mientras que el tipo seductor se enfoca en atraer la atención sexual. El tipo encantador es más sutil en su búsqueda de atención, pero aún así busca ser el centro de atención en situaciones sociales.

En relación a los trastornos alimentarios, estos tipos de personalidad pueden manifestarse en comportamientos como la manipulación emocional para obtener comida o atención, la exageración de síntomas relacionados con la alimentación, y la búsqueda de la aprobación constante de los demás en relación a su apariencia física y hábitos alimenticios. Es importante tener en cuenta que el trastorno histriónico de la personalidad puede ser un factor de riesgo para desarrollar trastornos alimentarios, ya que puede aumentar la probabilidad de una obsesión con la comida y el cuerpo.

Seguir leyendo

Personalidad

Las disciplinas científicas que exploran los misterios del comportamiento humano

Publicado

el

Por

Trastornos alimentarios

Las ciencias que estudian el comportamiento humano son un tema fascinante y amplio, que se centra en la comprensión de cómo los seres humanos interactúan, piensan, sienten y actúan. En este artículo, nos centraremos específicamente en cómo estas ciencias pueden ayudarnos a comprender mejor los trastornos alimentarios, como la anorexia y la bulimia, y cómo abordarlos desde una perspectiva científica basada en la evidencia.

Comprender los Trastornos Alimentarios desde una Perspectiva Científica

Los trastornos alimentarios son una enfermedad mental grave que afecta tanto a hombres como a mujeres en todo el mundo. Aunque se sabe muy poco sobre las causas exactas detrás de estos trastornos, se cree que una combinación de factores genéticos, psicológicos y ambientales puede desencadenar su aparición.

En este sentido, las ciencias que estudian el comportamiento humano, como la psicología, la sociología y la antropología, pueden proporcionar información valiosa sobre cómo estos factores pueden desempeñar un papel en el desarrollo de los trastornos alimentarios. Por ejemplo, la psicología puede ayudarnos a comprender cómo las experiencias traumáticas en la infancia, como el abuso emocional o físico, pueden llevar a una imagen corporal distorsionada y, eventualmente, a un trastorno alimentario.

De igual forma, la sociología y la antropología pueden ayudarnos a comprender cómo los estándares culturales de belleza y la presión social para mantenerse delgado pueden influir en la aparición de los trastornos alimentarios. Al comprender estos y otros factores, podemos trabajar para prevenir o tratar los trastornos alimentarios de manera más efectiva.

Tratamiento Basado en la Evidencia

En el tratamiento de los trastornos alimentarios, es importante utilizar intervenciones basadas en la evidencia, que se han demostrado ser efectivas en estudios rigurosos. Estas intervenciones pueden incluir terapia cognitivo-conductual, terapia interpersonal y terapia focalizada en el trauma. Además, la nutrición y la terapia familiar también pueden ser beneficiosas para algunas personas con un trastorno alimentario.

Algunas de las principales organizaciones internacionales que trabajan en el campo de los trastornos alimentarios, como la Academia de Trastornos Alimentarios y la Asociación Nacional de Anorexia Nerviosa y Trastornos Relacionados, han creado guías clínicas para el tratamiento de estos trastornos. Estas guías proporcionan recomendaciones basadas en la mejor evidencia disponible y son una excelente fuente de información para profesionales de la salud.

Comprender el Proceso de Recuperación

El proceso de recuperación de un trastorno alimentario puede ser largo y difícil, pero es posible con el tratamiento adecuado. En este sentido, las ciencias que estudian el comportamiento humano pueden ayudarnos a comprender mejor qué funciona y qué no funciona en el tratamiento de los trastornos alimentarios, y cómo podemos apoyar mejor a quienes están en proceso de recuperación.

Por ejemplo, la investigación ha demostrado que la terapia cognitivo-conductual puede ser efectiva para ayudar a las personas con anorexia a cambiar sus patrones de pensamiento y comportamiento negativos. De igual forma, la terapia familiar puede ser útil para abordar las dinámicas familiares disfuncionales que pueden estar contribuyendo al trastorno alimentario.

Un enfoque clave en el tratamiento de los trastornos alimentarios es el mantenimiento de un peso saludable. La nutrición juega un papel importante en esto, y trabajar con un dietista o nutricionista puede ayudar a las personas con un trastorno alimentario a desarrollar hábitos alimentarios más saludables. Además, el apoyo emocional y la participación en grupos de apoyo también pueden ser útiles en el proceso de recuperación.

Conclusión

En resumen, las ciencias que estudian el comportamiento humano pueden proporcionar una comprensión valiosa de los trastornos alimentarios y cómo abordarlos desde una perspectiva científica basada en la evidencia. Estos trastornos son una enfermedad mental grave que afecta a muchas personas en todo el mundo, y es importante trabajar juntos como comunidad para prevenir y tratar estos problemas complejos. Si usted o alguien que conoce está luchando con un trastorno alimentario, busque ayuda profesional de inmediato y no deje que este problema se prolongue más.

Seguir leyendo

Sobre la web

trastornos.net es un blog informativo sobre Trastornos Mentales, desde aquí comparto mi experiencia como Psicóloga durante más de 30 años, es un espacio que quiero que sirva de guía para ayudar a las personas que lo necesitan y puedan encontrar un apoyo mental.

Lo + Nuevo

Coeficiente intelectual Coeficiente intelectual
Neurodesarrollo11 meses atrás

¿Qué es el coeficiente intelectual y cómo se mide?

¿Qué es el coeficiente intelectual? El coeficiente intelectual, también conocido como IQ (por sus siglas en inglés), es una medición...

Trastornos alimentarios Trastornos alimentarios
Terapia individual11 meses atrás

Ejemplos prácticos de la importancia de la háptica y la proxémica en nuestra vida diaria

La háptica y proxémica ejemplos son herramientas que nos permiten entender mejor cómo interactuamos con los demás y con nuestro...

Vomitos frecuentes Vomitos frecuentes
Terapia individual11 meses atrás

¿Por qué sufro de vómitos frecuentes en la edad adulta?

Trastornos Alimentarios: ¿Por qué experimento vómitos frecuentes en adultos? Los trastornos alimentarios son un problema de salud mental que pueden...

Trastornos alimentarios Trastornos alimentarios
Terapia individual11 meses atrás

¿Qué son las actividades de reestructuración cognitiva en el tratamiento de trastornos alimentarios?

¿Qué son las actividades de reestructuración cognitiva en el tratamiento de trastornos alimentarios? Cuando se habla de trastornos alimentarios, es...

Trastornos alimentarios Trastornos alimentarios
Personalidad11 meses atrás

Consejos prácticos para tratar a alguien con personalidad obsesiva

Trastornos alimentarios: Cómo tratar a una persona con personalidad obsesiva ¿Conoces a alguien que tenga una personalidad obsesiva en cuanto...

Puntos dolorosos Puntos dolorosos
Estado de animo11 meses atrás

Todo lo que necesitas saber sobre los síntomas y puntos dolorosos en la fibromialgia

Trastornos alimentarios: Fibromialgia síntomas puntos dolorosos ¿Eres una persona que sufre de fibromialgia o conoces a alguien que lo padezca?...

Trastorno histrionico Trastorno histrionico
Personalidad11 meses atrás

Síntomas del trastorno histriónico de la personalidad: ¿Cómo identificarlos?

Trastorno Histriónico de la Personalidad: Síntomas El trastorno histriónico de la personalidad es un trastorno que se caracteriza por un...

Capacidad escuchar Capacidad escuchar
Neurodesarrollo11 meses atrás

No entiendo lo que me dicen: ¿Cómo afecta la pérdida de audición en la comunicación diaria?

¿Por qué no escucho bien cuando me hablan? A lo largo de la vida, es posible que en algún momento...

Imagen corporal Imagen corporal
Conducta alimentaria11 meses atrás

Distorsión de la imagen corporal: ¿Por qué percibimos nuestro cuerpo de manera distinta a como es en realidad?

La distorsión de la imagen corporal es un problema que afecta a muchas personas, especialmente a aquellas que sufren algún...

Trastorno alimentario Trastorno alimentario
Ansiedad11 meses atrás

¿Cuántos tipos de parejas existen? Descubre las diferentes formas de amor y relaciones en pareja

Trastornos alimentarios: Cuántos tipos de parejas existen ¿Alguna vez te has preguntado cuántos tipos de parejas existen en el mundo?...

Lo + Popular